Ver Salamanca

Inicio - Cultura - El Mariquelo

EL MARIQUELO

 

Subida de El Mariquelo a la CatedralEl Mariquelo es uno de los personajes más conocidos de Salamanca, dentro y fuera de la ciudad.

Sus orígenes se remontan al terrible terremoto de Lisboa de 1755, que se hizo sentir en la localidad.
Al comenzar los temblores, los ciudadanos corrieron a refugiarse dentro de la Catedral que, por fortuna, se mantuvo en pie y no hubo que lamentar víctimas.

El Cabildo Catedralicio, que vio en ello un designio divino, mandó que cada año una persona subiera a lo alto del templo a repicar las campanas en agradecimiento a Dios y, de paso, comprobara la inclinación de la torre, que había quedado algo dañada.

 

 

Los Mariquelos, como se conocía a la familia que vivía en el interior de la Catedral, fueron los encargados de cumplir con el mandato y así lo hicieron el 31 de octubre de cada año, pasándose el encargo como herencia, hasta 1976, cuando Fabián Mesonero Plaza se convirtió en el último miembro de la familia en subir.

El MariqueloUnos años más tarde, en 1985, el salmantino Ángel Rufino de Haro decidió retomar la tradición, dándole a la subida un toque folklórico al hacerlo vestido de charro y provisto de gaita y tamboril.
Una vez arriba, toca una charrada con estos instrumentos y sigue dando gracias a Dios y pidiendo por la paz.

 

Usamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información