Ver Salamanca

Inicio - Qué ver - Monumentos - Catedral Vieja

CATEDRAL VIEJA

 

La Catedral Vieja es la más antigua de las dos catedrales de Salamanca y está consagrada a Santa María de la Sede.

Detalle de la Catedral ViejaDetalle de la Catedral Vieja

Su construcción fue iniciada en el año 1140 y terminó un siglo después.
Es de estilo románico casi en su totalidad, aunque las bóvedas son de transición al gótico.
Tiene planta de cruz latina, con tres naves, crucero y tres ábsides semicirculares.

El aumento de la población en la ciudad motivó que en el siglo XVI comenzara a construirse un nuevo templo más grande. Estaba proyectado que esta catedral se derribara al concluir las obras de la nueva, pero cuando llegó ese momento, más de dos siglos después, la idea inicial fue reconsiderada y ambos edificios siguieron en pie, adosados uno al otro.

Exterior de la Catedral Vieja

Portada principal

La portada original de la Catedral Vieja fue tapada por otra en el siglo XVIII. Ésta, a su vez, ha quedado escondida en parte debajo del refuerzo de piedra que se hizo para evitar que se cayera la torre de las campanas, que quedó muy dañada tras el Terremoto de Lisboa de 1755.

Originalmente esta portada estaba flanqueada por dos torres: una que quedó debajo de la torre de la Catedral Nueva y otra que no llegó a terminarse y que recibe el nombre de Torre Mocha.

Portada principal Catedral Vieja
Portada principal de la Catedral Vieja

Interior de la Catedral Vieja

Capilla Mayor y retablo

Sin duda uno de los elementos más destacados de esta catedral es el retablo situado en la Capilla Mayor. Es obra de los hermanos Delli y está formado por 53 tablas que se reparten en once calles y cinco alturas y que muestran diversos episodios de la vida de la Virgen, desde su nacimiento hasta su coronación. Sobre ellas, puede verse una representación del Juicio Final.

Preside el retablo una imagen de la Virgen de la Vega, Patrona de Salamanca.

Retablo de la Catedral Vieja
Retablo de la Catedral Vieja. Foto: Antoine Taveneaux

Capilla de San Martín o del Aceite

La Capilla de San Martín llama la atención por las pinturas murales góticas que recubren sus paredes y que representan varios motivos y escenas: el Juicio Final, San Martín partiendo su capa con un pobre, Cristo en Majestad, las Esposas místicas de Cristo, etc.

En esta capilla pueden verse también varios sepulcros de obispos.

Capilla de San Martín
Capilla de San Martín

Claustro

El Claustro original quedó muy dañado a causa del Terremoto de Lisboa. El actual es una reconstrucción realizada en 1785.

Está rodeado de varias capillas.

Capilla de San Salvador o de Talavera

Es la más antigua de las capillas del claustro. Cuenta con una cúpula octogonal de 16 columnas, que es de influencia musulmana y que data del siglo XIII.

Su fundador, Rodrigo Arias Maldonado, recuperó en esta capilla la liturgia en rito mozárabe, que había sido suprimida en España a principios del siglo XI. En el centro de la estancia puede verse su sepulcro. Aquí están también enterrados sus nietos, los Comuneros Francisco y Pedro Maldonado Pimentel. El pendón de Francisco Maldonado se conserva en este lugar.

Calendario mozárabe
Calendario de festividades en las que se podía celebrar el rito mozárabe

Capilla de Santa Bárbara

Fue fundada por el obispo Juan Lucero, que está enterrado en el centro de la capilla, en el siglo XIV.

El retablo está decorado con cerámica de Talavera y acoge una imagen de Santa Bárbara.

Hasta 1843 éste era el lugar en el que se realizaban los exámenes de grado o de doctorado de la Universidad. El estudiante que se iba a examinar pasaba allí la noche preparando la prueba (de ahí el dicho de "estar en capilla"). A la mañana siguiente los profesores se sentaban en los bancos de los laterales y evaluaban al alumno. Si aprobaba, salía por la puerta principal de la Catedral, donde lo esperaban sus compañeros para celebrarlo. Si suspendía, salía por la puerta de los carros, una puerta secundaria que está situada en la galería del claustro.

Capilla de Santa Bárbara
Capilla de Santa Bárbara

Salas Capitulares

Las Salas Capitulares albergan parte del Museo Catedralicio y en ellas se pueden ver varias pinturas y esculturas del período comprendido entre el siglo XIII y el XX.

Capilla de Santa Catalina

Esta capilla es la más grande de todo el claustro. En ella se han llevado a cabo numerosas actividades. Desde teatro hasta celebración de sínodos medievales.

Acoge diversas esculturas, pinturas y otros objetos.

Capilla de Santa Catalina
Capilla de Santa Catalina

Capilla de San Bartolomé o de Anaya

En esta capilla, dedicada a San Bartolomé, se encuentra el mausoleo de Diego de Anaya y Maldonado, que fue arzobispo de Sevilla y fundador del Colegio Mayor de San Bartolomé, primer colegio mayor de España.
El sepulcro, que se sitúa en el centro de la capilla, está elaborado en alabastro y rodeado por una magnífica reja de estilo gótico con detalles platerescos.

En la sala hay otros sepulcros, entre los que destaca el correspondiente a Gutiérre de Monroy y Aldonza de Anaya.

Puede verse también un órgano que está considerado como uno de los más antiguos de Europa.

Capilla de Anaya
Capilla de San Bartolomé o de Anaya

Torre del Gallo

Uno de los elementos más interesantes de la Catedral Vieja es el cimborrio, que recibe el nombre de Torre del Gallo en alusión al animal que aparece en la veleta que está situada en la parte superior.

La parte interior tiene forma de media naranja, mientras que la exterior es casi cónica y presenta una decoración de escamas.

Torre del Gallo
Torre del Gallo

La Torre del Gallo pertenece al grupo de cimborrios del Duero, en el que están incluidos además los de la Catedral de Zamora, la Colegiata de Toro y la Catedral de Plasencia. Todos ellos se caracterizan por tener influencia francesa y lombarda, estar adornados con decoración de escamas y de bolas y por haberse construido durante el periodo de transición del Románico al Gótico en el área geográfica del antiguo Reino de León.

Qué ver cerca

Dirección

Entrada por Plaza de Anaya (Puerta de Ramos de la Catedral Nueva)

Horario

De octubre a marzo: todos los días de 10 a 18 h. (Última entrada 17:15 h).
De abril a septiembre: de 10 a 20 h. (Última entrada 19:15 h.).

Cerrado 1 de enero, Jueves y Viernes Santo y 25 de diciembre.

24 y 31 de diciembre: de 10 a 14 h.

Precio de la entrada

Incluye la visita a la Catedral Nueva, Catedral Vieja, Claustro y Museo.

Normal: 5 euros
Mayores de 65, familias numerosas (padres), estudiantes y grupos de más de 20 pax.: 4 euros.
Desempleados y familia numerosa (niños): 1,50 euros.
Niños de 7 a 16 años y grupos escolares: 3 euros.

Las entradas individuales llevan incluida una audioguía.

Gratis:

  • Naturales o residentes en la Diócesis de Salamanca y discapacitados (+65%)

Los horarios y precios de entrada pueden variar sin previo aviso.

* Actualizado: 14 de febrero de 2018

Mapa de localización de la Catedral Vieja

Hoteles cercanos a la Catedral Vieja

Usamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información